lunes, 17 de septiembre de 2012

El final del verano...

Lo bueno se acaba y el verano llega a su fin. Dentro de una semana entraremos en el otoño y tendremos que aprovechar las tardes del sofá, el leer en una butaca y guardar los muebles del jardín. 

Lo mejor es guardarlos en una zona seca, para que la humedad del invierno no les afecte. Si no tenemos espacio para guardar los muebles podemos aprovechar y poner fundas. Aunque los textiles siempre se recomienda guardarlos. 



Por último, a la madera antes de guardarla debemos aplicar una capa muy abundante de aceite de teca para que esté siempre nutrida. 



¿Qué hacéis vosotros con los muebles de jardín en otoño o invierno?